¿Qué es una alimentación saludable y equilibrada?

¿Qué es la alimentación saludable? El mundo de la buena alimentación puede resultar confuso si no contamos con la información correcta. Cuando tratamos de regular nuestro peso y estado físico e intentamos hacer lo adecuado para mantener el colesterol dentro de los niveles recomendados, nos puede resultar difícil saber por dónde empezar o cómo organizarnos para cuidar nuestra salud. El primer paso es entender la alimentación en términos de “equilibrio”. En este artículo podrás encontrar consejos prácticos sobre la alimentación saludable y equilibrada para que puedas incorporar hábitos beneficiosos a tu vida diaria.

Consejos prácticos para una alimentación saludable y equilibrada

  • Crea metas, no reglas. En vez de decidir que debes comer una cierta cantidad de tal alimento por día, es mejor intentar mejorar lo que has hecho el día anterior. Por ejemplo, si ayer comiste 4 porciones de frutas y verduras, hoy intenta comer 5. Un régimen autoritario a menudo conduce al fracaso y si el plan para mejorar día a día es muy estricto puede hacer que cualquiera acabe desmoralizándose. Lo importante es mantener una actitud positiva y celebrar cada éxito. Esto hará que permanezcas en el camino correcto y te sientas optimista.
  • Bebe agua. Es esencial para todas y cada una de las partes de nuestro organismo. En general, necesitamos de 1.5 a 2 litros de líquido por día, y el agua es la mejor opción.
  • Las legumbres son una excelente fuente de proteína. Las judías, las lentejas y otras legumbres como los garbanzos son también fuentes de proteína. Incorpóralos a un estofado, sopa, cocido o incluso en ensaladas.

Cómo cocinar para lograr “la alimentación saludable”

No debemos olvidar nunca que para que una alimentación sea saludable le debe proporcionar a nuestro cuerpo todos los nutrientes que necesita en las proporciones adecuadas. Estos consejos generales os ayudarán a conseguirlo.

  • Verduras: puede sonar a consejo de abuela, pero el poder de las verduras y ensaladas no debe menospreciarse. Si te apetece un pollo a la plancha con patatas fritas, añádele algo verde. Por ejemplo, reemplaza las patatas fritas por una buena ensalada verde con limón y nueces.
  • Piensa en el sistema de cocción. Una buena recomendación para conseguir una alimentación saludable es reemplazar las grasas saturadas por las grasas insaturadas**. Opta por aceite de oliva si tienes que freír los alimentos. Una opción para ayudarte a conseguir una dieta equilibrada si tienes el colesterol alto, sería untar Flora ProActiv en una tostada o una rodaja pan. Contiene esteroles vegetales añadidos, y está comprobado que estos pueden reducir el colesterol*.
  • Ten en cuenta las grasas “buenas”: Se diga lo que se diga, la grasa es necesaria para que el cuerpo funcione y debe formar parte de tu alimentación. No hace falta prescindir de ella totalmente para seguir una alimentación saludable y equilibrada. Por eso, reemplazar la grasa saturada es la decisión correcta**. La mayoría de las personas saben cuáles son los alimentos que contienen más grasas saturadas, por ejemplo: la carne, los lácteos enteros y los alimentos fritos. Pero las fuentes de grasas insaturadas no son tan conocidas. La cuestión es sencilla: para lograr la alimentación saludable que tu cuerpo precisa, puedes obtener la grasa “buena” del aceite de oliva, el pescado azul, las nueces, las semillas, el aguacate y los productos a base de aceites vegetales como los untables.

Cómo comer saludablemente

  • Agrupa los diversos tipos de alimentos y busca el equilibrio. Si os preguntáis cómo comer sano, el truco consiste en seguir una alimentación variada y equilibrada. Por ejemplo, existen alimentos integrales para todos los gustos y además nos proporcionan una buena fuente de fibra. Las proteínas no solamente provienen de los animales; también las encontramos en las legumbres. Conocer las muchas formas en que podemos obtener los nutrientes que necesitamos hace que sea más fácil reemplazar aquellas opciones con alto contenido de grasa saturada y variar más nuestra alimentación.
  • Los dietistas-nutricionistas, en general, concuerdan en que una alimentación saludable y equilibrada debe ser flexible, no estrictamente controlada o rígida. Idealmente, la alimentación debe estar compuesta por alimentos ricos en hidratos de carbono integrales (como la pasta, el pan, las patatas, el arroz y los granos), frutas y verduras, fuentes de proteína como las carnes, pescados, huevos y legumbres, y grasas “buenas”, pero la diversidad es sumamente importante. La clave está en no aburrirse y buscar variedad, para no caer en antojos poco recomendables.
  • El equilibrio no significa “partes iguales de todo”. Una alimentación equilibrada es aquella que le aporta a nuestro  cuerpo la energía y los nutrientes que requiere, sin excesos ni déficits en ninguno de ellos. Debido a la diversa composición de los alimentos y a nuestro metabolismo, conseguiremos una dieta equilibrada si obtenemos nuestra energía,  aproximadamente, en un 50% de los hidratos de carbono, un 15% de las proteínas y un 35% de las grasas, aunque la recomendaciones pueden variar según las necesidades específicas de cada persona y su estado de salud. Y como ya hemos comentado antes, existe una gran variedad de alimentos que nos pueden aportar la nutrición que requerimos. No todos las fuentes de hidratos de carbono, proteínas y grasas son iguales, y hay que escoger de forma prudente. Un buen ejemplo de una alimentación equilibrada sería la “dieta mediterránea”, que tiene muchas variantes y se puede adaptar a todos los gustos. En general suele consistir en un mayor consumo de cereales (pan, pasta…) y hortalizas, verduras, frutas, y algo menos de pescados, aceite de oliva, legumbres, y otros productos: jamón, lácteos, etc. Suena fácil, ¿no?

*Flora ProActiv contiene esteroles vegetales. Está comprobado que los esteroles vegetales pueden reducir el nivel de colesterol en sangre. El colesterol elevado es uno de los factores de riesgo en el desarrollo de la enfermedad coronaria. Como parte de una alimentación variada y equilibrada, y en combinación con un estilo de vida saludable, una toma diaria de 1.5-2.4 g de esteroles vegetales puede reducir el colesterol de un 7 % a un 10 % en 2-3 semanas.
Flora ProActiv no es adecuado para los que no necesitan controlar su colesterol. Consumir  dentro de una dieta equilibrada y variada rica en frutas y hortalizas. Nutricionalmente no apropiado en embarazo y lactancia ni en menores de 5 años. Consulte con su médico si toma medicamentos hipocolesterolemiantes. Evite consumir más de 3g esteroles/día.
**Está comprobado que reemplazar grasas saturadas por grasas insaturadas reduce el nivel de colesterol en sangre. El colesterol elevado es uno de los factores de riesgo de la enfermedad coronaria.
TOP