Dulces sueños

Dulces sueños

Dormir bien es vital para estar alerta, ser productivo y tener energía. Pero, a veces, parece imposible dormir toda la noche de un tirón. Aunque no puedas controlar todos los factores que influyen en el descanso, sí que hay algunos hábitos que puedes incorporar a tu rutina y que te ayudarán a dormir mejor.

Consejos para dormir bien

1. Haz de las horas de sueño una prioridad: Intenta que dormir sea una de las cosas más importantes en tu día a día y tómate tu tiempo para conciliar ese sueño reparador.

2. Genera una rutina: Intenta acostarte y levantarte a la misma hora todos los días, incluso los fines de semana y durante las vacaciones. Un horario consistente establece un ritmo y ayuda a fortalecer el ciclo de sueño de tu organismo.

3. Crea un ritual: Haz lo mismo cada noche antes de irte a la cama, así "avisarás" a tu cuerpo de que es hora de descansar. Lee un libro, escucha música relajante o date una ducha o un baño de agua caliente como parte de tu rutina de antes de irte a dormir.

4. Controla lo que comes y lo que bebes: Tanto irte a la cama con hambre como comer demasiado antes de dormir pueden hacer que estés incómodo y no consigas conciliar el sueño. También es conveniente que limites el consumo de cafeína, nicotina y alcohol antes de meterte en la cama. La cafeína y la nicotina tiene efectos estimulantes, y el alcohol, aunque puede dar sueño, puede afectar a las fases del sueño a lo largo de la noche.

5. Evita o limita las siestas: Dormir entre horas durante el día puede interferir en el descanso nocturno. Si lo haces, intenta no dormir más de 10 - 30 minutos después de comer.

6. Muévete : Hacer ejercicio físico con regularidad puede ayudarte a dormir mejor. No obstante, es importante saber a qué hora practicarlo. Si dejas poco margen entre el ejercicio y la hora de irte a dormir, puedes tener dificultades para conciliar el sueño a causa de la energía acumulada. Lo mejor es hacer deporte durante el día.

7. Relájate: Existen numerosos trucos de relajación que puedes realizar antes de meterte en la cama. Hay a quien le gusta visualizar una escena relajante, meditar o probar otras técnicas, como masajes o ejercicios de respiración.

8. Ponte cómodo: Tu entorno debe influir en la mejora de la calidad del sueño. Intenta que en la habitación no haya demasiado ruido. Intenta que no haga demasiado frío ni demasiado calor. Duerme en una cama cómoda y busca una almohada a tu gusto.

Fuente:

Mayo Clinic. Sleep tips: 7 steps to a better sleep. 2011. www.mayoclinic.com

TOP