Mírale el lado bueno al invierno

Consejos de entrenamiento

  1. Incorpora las pesas a tus ejercicios diarios. Es algo que puedes hacer dentro de casa fácilmente. Fortalecerás los huesos y los músculos a la vez que te ayudarán a mantenerte en un peso saludable. Si no tienes pesas, usa un par de botellas de medio litro de agua.
  2. Alterna el ejercicio más intenso con el llamado "descanso activo", que consiste en, por ejemplo, caminar o estirar. Si hace un día soleado, abrígate bien y sal a dar un paseo. Cuando el tiempo esté peor, quédate en casa y haz estiramientos.
  3. Prueba el aquaeróbic. Este deporte acuático es perfecto para los meses de invierno, ya que las clases se imparten en piscinas climatizadas. Además, es un ejercicio de impacto muy leve y la resistencia del agua te ayudará a desarrollar la fuerza.
  4. Elige prendas de ropa adecuadas para el invierno. Ponte varias capas cuando haga más frío y elige un calzado adecuado para la actividad que vayas a realizar.

Consejos de socialización

  1. Organiza una recolecta de fondos para la beneficencia o celebra una reunión en tu barrio o pueblo. Pregunta a los periódicos locales si pueden anunciar el acto de forma gratuita.
  2. Si tienes perro, charla con los dueños de otros perros cuando saques a pasear al tuyo. Si no tienes perro, puedes iniciar una conversación con algún vecino cuando esté paseando al suyo.
  3. Investiga tu árbol genealógico. Es la excusa perfecta para ponerte en contacto con parientes lejanos o para encerrarte a trastear en la biblioteca y la hemeroteca.
  4. Apúntate a un club. Ve al centro social de tu barrio o busca grupos locales que se reúnan para cantar, dar paseos, jugar a las cartas o charlar de cualquier cosa, desde cocina hasta libros o cine.
  5. Ofrécete como voluntario para ayudar en tiendas de beneficencia o bibliotecas locales. Te sentirás bien contigo mismo y es una forma estupenda de conocer a gente nueva.
TOP